Archivo de la categoría: Poesía

Poemas

EL MIRLO

El mirlo entró por mi ventana
llenando mi hogar de vida fresca
traía consigo una semilla,
un trozo de otra naturaleza.
Viajó desde otro lugar hasta mi alféizar,
llegó hasta mi país sin cruzar fronteras.
¿Qué tendrán las aves,
que vuelan por el mundo sin barreras?
¿Tendrán que presentar la visa?
¿Harán cola para cambiar divisas?
El mirlo entró por mi ventana,
traía consigo a su familia.
No le costó  nada,
ni siquiera arriesgó su vida.
¿Por qué serán tan libres?
¿Sin fronteras, sin países?
¿Dónde estará su hogar?
¿Dónde sus raíces?
El mirlo se acerca hasta mi,
y en mi oído me lo dice:
Nosotros no tenemos patria,
no juramos banderas,
por el mundo viajamos libres
pues todos los países
nos abren sus puertas. 
POEMA REGISTRADO POR G. DAVID PERALTA

TRILOGÍA POÉTICA DE CHESSIE NAN

Chessie Nan; una coach holístico que se ha formado en Taoísmo, Yoga y Zen para ayudar a niños con movilidad reducida o a diferentes personas a encontrar su equilibrio, su luz interior para alcanzar la plenitud personal.

Chessie nos cuenta que escribe poemas desde pequeña y que ha dividido su trilogía poética en tres partes porque es como ella se ha sentido en cada etapa de su vida. Ahora se ve reflejada en su hija de ocho años, a la que ve y prepara para ser una lider positiva.

Más que un libro es una experiencia vital desde el Ser, ese sentir delicado y femenino, que nos acompaña a lo largo de la Vida, en permanente trasformación, si cultivamos el arte de detenernos y en el silencio observamos la grandeza de lo que somos.

En una mecedora se sientan tres mujeres, la Niña-Mujer, la Mujer-Mujer y la Mujer-Sabia todas y cada una contenidas la una en la otra, nutriéndose a sí mismas.

1.- “La flor de mi garganta” atiende a lo simple, la inocencia, la sencillez de la infancia y ese brote de entusiasmo que hace que una flor se abra.

2.- “Dejé atrás mis zapatos en busca de mis sueños” apuesta por una vida plena, ,intensamente vivida y una elección de camino ligera de equipaje.

3.- “Estoy en casa” cierra el círculo de retorno a la esencia, a esa niña sabia, mujer experimentada y mujer conciencia.

En balanceado equilibrio con todos esos hombres pacientes y valientes que se atreven a amar y me han reflejado cada una de mis mujeres.

Y en esa misma mecedora siguen juntas reconciliadas disfrutando de su existencia, conciencia y dicha.

Chessie Nan

LA MAREA

Caminado por la orilla de la playa,

voy marcando mis huellas en la arena.

La marea sube y baja, borrándolas sin reserva.

Pero algunas sobreviven, como recuerdos que quedan.

Otras ya se están borrando, personas que no interesan.

Observo huellas cercanas, al alcance de mis piernas.

Y veo que son recuerdos, que en mi vida permanecen.

No quiero que estas se borren, ¡qué las olas las respeten!,

por ser personas queridas, que vivirán en mi mente.

Caminando muy tranquilo, quiero marcar mi destino,

dejando que la marea vaya borrando las huellas,

de aquello que ya en mi vida, no merece más la pena.

Algunas huellas pasadas, siguen viviendo en la arena.

Son pisadas de personas que en sus vidas siempre quedan.

Vidas que son importantes y la marea respeta.

Me siento para observarla y la veo selectiva,

Como queriendo ofrecer, lecciones sobre mi vida.

Yo no quisiera perderme, los consejos que me animan.

La marea saca objetos, que la mar no los aprecia,

los deposita en la orilla, porque nuestra mar se queja.

La luna con su atracción, mece las olas inquietas.

Los tesoros de la vida, la marea los venera.

Y nos dice sin tapujos, lo que merece la pena.

Piedras, conchas y… ¡las huellas!

Elimino de mi vida, lo que ya no me concierne,

no es que quiera ser como ella, la marea continúa,

¡yo soy la propia marea…!

OBRA REGISTRADA.

SIGUE MI BLOG

ALGUNA VEZ

Alguna vez

he llorado por tu ausencia

Lágrimas tristes.

Alguna vez

He escrito mis añoranzas

Tratando de no olvidarlas.

Alguna vez

Me he perdido en la distancia

Recordando tus palabras de alabanza.

Alguna vez

Quise ir en tu busca

Pensando que, quizás, te encontraría.

Sintiendo que, por fin, te alcanzaría.

Alguna vez

Me he perdido entre los sueños

Tratando de encontrarte de nuevo

Pero sin éxito, me despierto

Y vuelvo a sentir

Que ya no estás aquí.

OBRA REGISTRADA

SEXO Y AMOR CON 4 FINALES PARA EL OLVIDO.

ESPACIO,

traslado mis dedos por tu pelo de ola que se desliza,
dibujo el contorno de tu frente,
sus surcos labrados de pensamientos
en los que mi cuerpo protagoniza el deseo.
Desciendo por tu nariz hacia los labios
en la expresión de un beso húmido de saliva humeante,
te mordisqueo, te como, te engullo de tal manera
que caemos desesperados
envueltos en un abrazo enredado
sobre el lecho improvisado de rojas amapolas,
rodeados de noche clara sin luna
bajo nuestro cielo maravillado de Vía Láctea
y…, febriles de sensaciones y de astros,
marcados a fuego lento, me arrancas la blusa,
te arrebato la camisa,
nos desnudados uno al otro
con la prisa precipitada de la pasión
fondeando, arribando a la piel sudorosa que nos une…
Tu boca endurece mis pezones,
mis pechos tensos se rozan y funden en tu pecho,
en el vórtice del fuego
de las llamaradas despedidas desde nuestros poros,
como volcanes en erupción escupiendo olor a sexo.
Estallan temblorosas palabras,
acuciantes palabras ansiosas,
palabras calientes,
en tus nalgas fuertes, en tu espalda brillando,
en mi cuello entregado y rendido a tu caricia,
en mi mano que se amarra a tu excitación…
¡La necesito!
Y me penetro en el desenfreno,
en el descontrol absoluto de tu tacto
me esclavizas con tu miembro enardecido
que me socava entre susurros,
y alientos de sangre,
con la respiración entrecortada en la que vamos ondulando,
acoplando la carne, fundiéndola, explotándola, crepitando,
vibrando de orgasmo en la vibración del universo,
de orgasmo embravecido
cercano a la tierra y la noche…
DERECHOS RESERVADOS.