EL MIRLO

El mirlo entró por mi ventana
llenando mi hogar de vida fresca
traía consigo una semilla,
un trozo de otra naturaleza.
Viajó desde otro lugar hasta mi alféizar,
llegó hasta mi país sin cruzar fronteras.
¿Qué tendrán las aves,
que vuelan por el mundo sin barreras?
¿Tendrán que presentar la visa?
¿Harán cola para cambiar divisas?
El mirlo entró por mi ventana,
traía consigo a su familia.
No le costó  nada,
ni siquiera arriesgó su vida.
¿Por qué serán tan libres?
¿Sin fronteras, sin países?
¿Dónde estará su hogar?
¿Dónde sus raíces?
El mirlo se acerca hasta mi,
y en mi oído me lo dice:
Nosotros no tenemos patria,
no juramos banderas,
por el mundo viajamos libres
pues todos los países
nos abren sus puertas. 
POEMA REGISTRADO POR G. DAVID PERALTA

Escrito por G. David Peralta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *