Obra añadida a su carrito
¡Todo el Arte de Canarias directo a tu casa!    Acceder / Registro  

Consejos a la hora de embalar tu obra de arte

Un buen embalaje es vital para que la obra llegue en perfectas condiciones al comprador. Al embalar correctamente nos aseguramos de que la obra no será devuelta por desperfectos y daremos una buena impresión al comprador el cual podría repetir. Los materiales para embalar son múltiples y aquí es dónde entra en juego el sentido común, dependiendo de las dimensiones y características de la obra podemos embalarla desde papel Kraft hasta una caja de madera. Más allá del material hay unas normas básicas que hay que tener en cuenta: 

  • Embala la obra con un material que absorba los golpes como plástico de burbujas, esferas de polietileno, espuma o papel para inmovilizarlo en el paquete.
  • Asegúrate de que la resistencia de la caja sea suficiente para el peso de la obra. Elige una caja ligeramente más grande que el objeto que se envía con el fin de proteger a todas las partes de la obra por medio de los materiales de relleno.

  • Usa cinta adhesiva reforzada para pegar la apertura de la caja y reforzar todos los cierres. 

  • Indicar claramente en la parte superior y laterales del paquete la palabra FRÁGIL. 

  • Asegúrate que el material escogido para proteger la obra sea compatible con el material de la misma y sobretodo que no la manche. El papel de periódico puede ser una muy mala elección si va a estar en contacto directo con la obra. 

  • Si se trata de una obra realizada en cerámica protégela con plástico de burbujas además del material que escojas para amortiguar. 

  • Si la obra está enmarcada con vidrio, para evitar que si se rompe dañe la pintura, pega cinta de carrocero formando una cruz sobre el cristal. 

  • Si tienes la suerte de que te hayan comprado más de una obra, coloca una espuma entre cada una de ellas para evitar que se dañen. 

  • Pon especial atención a las esquinas, ya que son las partes más frágiles. Ponle doble protección.

  • Si te has decidido por la caja de madera, no uses clavos para cerrarla, ya que los golpes pueden dañar la obra, ciérrala con tornillos.